Corella es una hermosa ciudad a orillas del río Alhama, situada al sur de la Comunidad Foral de Navarra y al oeste de la Ribera de Navarra.

Por su categoría histórica es una de las nueve ciudades de la Comunidad Foral, junto con Pamplona, Tudela, Tafalla, Estella, Olite, Sangüesa, Cascante y Viana.

El título de ciudad le fue otorgado por el rey Felipe IV en el año 1630, abonando Corella a la corona española 26.500 ducados y otra suma igual por el privilegio de disfrute de las Bardenas Reales. Tiene título de Muy Noble y Muy Leal.

Dista de Pamplona 95 kilómetros, 100 de Zaragoza y 18 de Tudela a cuya merindad pertenece administrativamente. Tiene una extensión de 84,25 kilómetros cuadrados, una población de 7.898 habitantes, según censo del año 2008; su gentilicio es “Corellano” y se encuentra a una altitud de 373 metros sobre el nivel del mar. Su temperatura media máxima es de 30º en julio y mínima 5º en enero, cuenta con 2.700 horas anuales de luz y la precipitación de lluvia 472 mm. al año. Está situada a 42º 06’ 51’’ latitud Norte y 1º 54’ 18’’ longitud Este.

El clima es de tipo mediterráneo continental; clima seco y con escasas nevadas.

Los principales cultivos son vid, cereales, árboles frutales, olivo y hortalizas.

Sus fiestas patronales se celebran del 23 al 30 de septiembre, en honor de la Virgen de la Merced y de su patrono San Miguel Arcángel.

Las fiestas en honor de su Patrona la Virgen del Villar, se celebran el segundo domingo después de Pascua de Resurrección.

Es la ciudad barroca por excelencia, con casas construidas de ladrillo, o ladrillo y piedra, distribuidas en tres alturas: la primera con amplios balcones, segunda planta provista de ventanas y una tercera planta rematada con arquerías de medio punto que además de elemento decorativo servía también de ventilación.

Cuenta con un rico patrimonio histórico artístico, destacando los monumentos para el culto como la Iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel, Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario, Santuario de Nuestra Señora del Villar, Monasterio de Madres Carmelitas Descalzas (Araceli) y Convento de Nuestra Señora del Carmen.

En 1973 la Fundación Arrese adquirió la iglesia-convento de San Benito, para museo.

En 1978 se produjo el derribo de la iglesia de la Merced.

Corella, entre su arquitectura civil, cuenta con hermosos palacios y casonas blasonadas con escudos heráldicos que son testigos de su antiguo esplendor económico y grandeza.

Es notable la denominada Casa de las Cadenas, que en el año 1711 sirvió de alojamiento al rey Felipe V, su esposa Mª Luisa Gabriela de Saboya y el príncipe Luis.

En 1719 volvió a alojarse Felipe V en esta misma casa, ya con su segunda esposa Isabel de Farnesio con quien se había casado en 1714. Ese mismo año había fallecido la reina Mª Luisa, a la edad de 25 años.

En la Casa Museo de Arrese se ha reunido una notable colección de arte, constituyendo un auténtico museo. José Luis de Arrese se casó con la corellana Mª Teresa Sáenz de Heredia Arteta a la cual pertenecía esta casa.

El Museo de Arte Sacro, de la Fundación Arrese, ocupa desde 1975 los edificios del extinguido convento e iglesia de monjas benedictinas de la Encarnación (San Benito)..

Deja un Comentario